viernes, febrero 05, 2010

[JdR25] 3ª Entrega, La Paz del Rey

Aqui teneis la tercera entrega del Taller de Escritura Rolera, el texto que mande finalmente.

LA PAZ DEL REY

Se trata del principal cuerpo de leyes de la ciudad, escrito cuando la monarquía se instauro como dirigente de la ciudad estado, hace casi mas de mil años. Sin embargo, en los últimos siglos la Paz del Rey se ha visto manipulada y reinterpretada de mil maneras, perdiendo gran parte de la coherencia que tenia en un comienzo, y perdiéndose entre las marañas legales los ideales que la sustentaban. O así era hasta que Hegon logro ascender al trono y acabar con el control del gobierno que tenía el Concilio.

Fueron muchas las reformas que se llevaron a cabo en los primeros años. Hegon había sido educado para traer el cambio que tanto hacia falta, y sus viajes le enseñaron todo aquello que su educación no llego a cubrir. Una vez coronado, el propio Hegon dedico una gran parte de su tiempo a revisar La Paz del Rey, comenzando por el escrito original y repasando una por una todas las modificaciones que se le habían hecho. Tras varios meses, se dio a conocer la nueva Paz del Rey, una versión que intentaba recuperar los valores de la original pero teniendo en cuenta los cambios sociales que habían tenido lugar desde entonces. Uno de los cambios más importantes fue la eliminación de toda referencia a asuntos mágicos del texto, ya que simultáneamente se instauró el Acta Paradigma, un cuerpo legal totalmente nuevo que se encargaría de todo asunto relacionado con la magia.

Por desgracia, las leyes no eran el único problema. Durante años la Guardia permaneció corrupta, aún controlada por los antiguos miembros del Concilio, y aunque en apariencia las cosas habían mejorado, en la práctica el crimen y la corrupción persistían. Tras varios intentos de solucionar la situación, el Rey Hegon decidió que era hora de otro cambio radical, esta vez dentro de la propia Guardia. Y este vino con la llegada del nuevo Comandante, Victor Sammuels.

Sammuels era uno de los viejos compañeros del Rey en sus años de exilio, pero hacía varios años que había dejado atrás la vida de aventurero y se había unido a la Guardia, con la intención de tener un trabajo sencillo y sin muchas complicaciones. Cuando el Rey le ofreció el ascenso, su primer impulso fue rechazarlo. Aunque era consciente de que había muchos problemas dentro de la Guardia, no terminaba de compartir muchas de las opiniones de Hegon, y la Paz del Rey le parecía problemática. Sin embargo, era esta misma la razón por la que el Rey le había elegido. El Rey quería alguien al cargo en quien pudiera confiar, y que no dudara en hacerle frente cuando la situación lo requería.
Publicar un comentario en la entrada