jueves, febrero 25, 2010

[RdH2010] El As en la manga

Lo siguiente era encontrar el sistema de juego.

Desde hace unos años tengo una idea para un rol en vivo que me encantaría llevar a cabo. No creo que llegue a hacer nada al respecto con ese formato, pues no termino de pillarle el truco a los vivos, pero de todos modos la idea me ronda por la cabeza, y le he dado bastantes vueltas en los últimos 3 años.

Una de las cosas que tenia mas o menos claras era el sistema de juego. La idea básica era que las cartas se usarían para solucionar conflictos entre jugadores o en caso de tener que solucionar algún tipo de acción. Cada jugador tenia 20 cartas, elegidas de manera aleatoria, y 4 rasgos con un valor de 1 a 4. Cuando hubiera un enfrentamiento, los jugadores se intercambiaban los mazos y cogían una carta de su mazo aleatoriamente mientras el otro jugador lo sujetaba, y a la inversa. Se sumaba el valor de la carta al valor del atributo correspondiente y se comparaban totales. Una vez solucionado, cada jugador se quedaba la baraja del contrario, y se seguía jugando. La idea era simular el sistema aleatorio de los dados e impedir la posibilidad de trampas, pues el jugador nunca se quedaba su mazo mucho tiempo.

Luego había mas cosas, como las habilidades especiales y el tributo icónico, pero la parte curiosa a mi modo de ver era el intercambio de mazos. (También tenia pensado que los Atributos vendrían impresos en unas chapas especialmente hechas para la situación, con el símbolo y el numero impresos, que se tendrían que mantener ocultos hasta el momento del test).

No se si seria viable jugar un vivo con el sistema. Aunque lo desarrolle bastante, nunca llegue a un punto en que pudiera considerarlo jugable, y mi inexperiencia con los ReVs podría darme a engaño sobre la viabilidad. Pero el sistema me sigue haciendo gracia, la verdad.

De modo que cuando empece a pensar en el sistema de juego, me plantee la posibilidad de adaptar la mecánica a los juegos de rol mas tradicionales. Desde hace años me ha parecido que las barajas de cartas son algo con mucho potencial para usarse en juegos de rol, y quería probar a ver si podía enfocarlo adecuadamente. Hay muchos ejemplos ya existentes, pero era el momento de probar mi versión, a ver si podía hacerlo funcionar.

Y me puse a ello. Cogiendo de base lo que ya había desarrollado para el Rev, comencé a escribir de cero, pues no tarde en darme cuenta de que el enfoque debía ser diferente. En un Rev con mucha gente el intercambiar las barajas tiene su interés, pero en una mesa, todos mirándonos unos a otros, no me convencía. Así que lo reoriente a un formato de gestión de recursos, aunque manteniendo la mecánica de atributo+carta+habilidad.

Escribí y escribí, y cuando tenia lo que consideraba esencial, invite a un amigo al archivo de Google Docs para que me diera su opinión. Y gracias a sus criticas y consejos vi muchos errores, cosas a mejorar, y cosas que podían funcionar bien. El tiempo extra y el feedback me dieron unas cuantas ideas nuevas y poco a poco la cosa fue tomando forma. Estoy especialmente orgulloso del cambio en las reglas del Atributo Icónico, ya que en el original Rev consistía en duplicar el valor de la carta que salia, pero una vez me plantee usarlo para este sistema me di cuenta de que era excesivo, ya que aqui el propio jugador elegia que carta jugaba, mientras que en la versión Rev era algo aleatorio.

Por desgracia, o por fortuna, cuando ya estaba con la parte de ambientación me di cuenta de que existía un limite de 7.500 palabras, y solo con las reglas ya me comía casi la mitad de eso. Y ni siquiera las había acabado, ya que la parte del combate y la Salud me las había dejado para el final. Así que reescribí, resumí y recorte algunas cosas. El listado de Habilidades se quedo fuera. Cape la parte de desarrollo de personaje y trate de hacer el combate lo mas simple posible.

Al final creo que el sistema de juego termino pareciendo bastante interesante, aunque obviamente hace falta hacer un playtesting para verlo en funcionamiento. Con este plazo de tiempo es inviable plantearse siquiera poder jugar la partida. En su lugar trate de sacarle el mayor partido posible al feedback recibido.

Una anécdota que me parece curiosa es el uso de los Ases. Desde el principio, había pensado en llamar al sistema Ases, pero en la versión ReV los Ases no tenían una utilidad especial. Ademas no había tenido en cuenta que las cartas de Poker tienen 13 números. Los dos hechos se unieron para hacerme cambiar las reglas y darles un papel extra a los Ases, reafirmando así el nombre del juego.
Publicar un comentario en la entrada