sábado, febrero 05, 2011

[Godless] Introducción a la Campaña


GODLESS

AMBIENTACIÓN PARA FANTASY CRAFT

En el principio solo había sangre.

Eran Diez los ejercitos, y los soldados caían en uno y otro bando de manera continua. Las razones de la guerra se habían perdido mil años antes, y el conflicto parecía destinado a proseguir durante mil años mas.

Llego un día en que los Generales de los Diez Ejercitos, cansados de la lucha interminable, decidieron reunirse en el Sagrado Templo de Arteggio y solucionar el conflicto de manera definitiva.

Fueron Diez los días durante los cuales se enfrentaron en combate singular, y fueron Diez los Generales que lucharon sin desfallecer, aunque todos y cada uno de ellos sangraron sobre aquel terreno sagrado. Cada uno de ellos sufrió una única herida, y de la sangre que derramaron nacieron las 10 Especies.

Cuando los Diez Generales se dieron cuenta de lo ocurrido, cesaron la lucha, y observaron a los 10 Especies. Decidieron que aquel no era lugar para ellas, y se pusieron de acuerdo para cesar en sus luchas. Cada uno de ellos firmo el Pacto haciendose un corte en la mano y mezclando su sangre con la del resto de Generales. De la unión de la sangre de los 10 Generales surgio Ygsther Dral, la Tierra del Pacto, donde las 10 Especies podrían prosperar bajo la tutela de sus Dioses.


Diez fueron los Panteones que depusieron las armas y se unieron para crear el mundo y proteger a las Diez Especies que lo ocupan. Las Diez Especies, cada una de ellas creada por un Panteón diferente, a su imagen y semejanza, se extendieron por la nueva creación y se asentaron, protegidos por sus respectivos creadores . Con el tiempo, las viejas rivalidades de los Dioses se reflejaron en sus creaciones y nuevas Guerras surgieron entre ellos. Los Dioses lo vieron como una forma de continuar sus viejos enfrentamientos sin romper el Pacto, y cada uno de los Panteones comenzo a apoyar de un modo u otro a sus creaciones.

Hasta que apareció el Ser Humano.

Vinieron del Sur, en gran numero y a diferencia de las otras especies no se parecían a ninguno de los Dioses. Durante largo tiempo el Pacto corrió el riesgo de ser quebrantado, ya que cada uno de los Dioses sospechaba que los Humanos habían sido creados por algún de los otros Panteones. Sin embargo, nadie quería asumir la responsabilidad de la aparición de la nueva especie.

Los conflictos entre los diversos Panteones se exhacerbaron, lo que se reflejo en las relaciones entre las Diez Especies, provocando una Epoca de gran tumulto y múltiples conflictos bélicos por todo el mundo. Tras un tiempo, los Diez Panteones se reunieron de nuevo en Arteggio y llegaron a un acuerdo. Nadie se responsabilizaba de la creación de los Humanos, y sus características tenían poco que ver con el resto de especies. Así que decidieron cesar las hostilidades internas y estudiar a los Humanos, tras lo que llegaron a la conclusión de que aunque eran un misterio, no representaban una autentica amenaza, ni eran un arma oculta de alguno de los Panteones. A pesar del misterio de su origen, se les consideraba inofensivos por lo que se les dejo permanecer en Ygsthar Dral.

Desde entonces los humanos se han extendido, y actualmente son muy numerosos, aunque siguen siendo una especie minoritaria. En general los Panteones siguen viéndolos como criaturas insignificantes que en absoluto representan una amenaza, pero algunos de los Dioses comienzan a sospechar que los Humanos pueden ser mucho mas peligrosos de lo que se creyó en un principio. En general las Diez Especies los ven como criaturas inferiores, poco más que animales, y consideran l carecer de un Panteón creador como un estigma ineludible.

Una vez al año el Gran Templo de Arteggio abre sus puertas a los fieles de todos los Panteones, que acuden desde todos los rincones del mundo con la esperanza de que su Fe sea recompensada con una audiencia con uno de sus creadores. Solo unos pocos son elegidos, pero son muchos los que vienen de todo el mundo.

De todas las especies, menos de la humana. En un mundo donde lo divino forma parte de la vida diaria, los humanos son conscientes de su estado singular, de que ningún Dios les creo, y que por tanto esta vida es la única que tienen. Algo tan importante para el resto de las especies como la religión para ellos es considerado como algo superfluo y a ignorar.

GENERO
Fantasía Épica

El mundo de GODLESS esta lleno de héroes y paladines de los Dioses, que luchan unos contra otros con sus Panteones como excusa y como apoyo. Aunque los Dioses mantienen un Pacto de No Agresión directa, consideran licito apoyar a sus creaciones activamente, y es un hecho aceptado entre todos los Panteones.

Sin embargo, los humanos carecen de un dios que les apoye. Aparecieron de la nada, y ninguno de los Panteones sabe de su procedencia. Sin un Panteón propio, sin un creador, los humanos se han vuelto hacia si mismos, y se han convertido en una raza peligrosa pues se consideran Campeones de si mismos, y al servicio de nadie. Su lucha por la supervivencia es más épica si cabe porque se saben efímeros, sin Dioses ni promesas de vida eterna.


ERA
Feudal
Son muchos los Reinos que se alzan y que desaparecen en la faz del mundo, victimas en gran medida de los designios de los Dioses. Aunque hay Diez Razas, cada una de ellas esta dividida a su vez por varias naciones gobernadas por Familias Reales, en las cuales la Sangre de los Dioses es mas fuerte.

Todas las Especies tienen un fuerte cariz religioso, y los Sacerdotes de cada una de las Especies son respetados allá donde vayan. Son los encargados de mantener las enseñanzas de los Dioses vivas, y son los únicos que pueden hablar a favor de un fiel a la hora de poder lograr una audiencia con los Dioses.


CUALIDADES DE CAMPAÑA

Código de Honor: Las religiones de las diversas especies de la ambientación se encuentran muy arraigadas en sus respectivas culturas, y es por ello que incluso aquellos menos apegados a la religión respetan las enseñanzas mas básicas de cada una de ellas. Cada especie tiene un Código de Honor muy arraigado, y actuar en contra de los mismos acarrea una perdida de Reputación.

Muerto Significa Muerto (Humanos): No hay vida mas allá, ni manera de volver de la muerte. Si eres un humano, claro. El resto de especies tienen una vida en el más allá asegurada, y a Dioses que velan por ellos al pasar al otro lado, e incluso que les ayudan a evitar tal destino si consideran que no ha llegado su momento. Pero los humanos carecen de tales ventajas, y si mueren no hay nada más allá para ellos.

Milagros (Universo Benevolente): Los Dioses son bondadosos con sus fieles, y es por ello que aquellos que siguen sus enseñanzas religiosas son recompensados con pequeños dones. Todos los personajes reciben automaticamente el Primer Paso en una de las Sendas de su Alineamiento, si es que lo tienen, sin importar que sea el original de su especie o no. Esto es así para todas las especies salvo para los Humanos. Aunque algunos de ellos adoran a algún Dios de las otras especies, ningún Dios los considera dignos, y por tanto se niegan a condecerles su bendición.

Proficiencias Rápidas (Humanos): Los Humanos carecen de un Panteón que los proteja y solo pueden depender de ellos mismos, cosa que han compensado con una gran fuerza de voluntad y entrega. El resto de las especies los miran con desconfianza, y son considerados una raza peligrosa. Una de las razones para ello es su gran facilidad a la hora de aprender a usar armas y tácticas de todo tipo. A diferencia del resto de especies, los humanos aprenden una Proficiencia extra en el Nivel 1, y otra mas cada 2 niveles posteriores.

Héroes Extraordinarios (Humanos): A pesar de sus desventajas con respecto al resto de especies, los Humanos son una especie orgullosa y fuerte, que se enorgullece de su independencia y se consideran únicos. Los PJ Humanos disponen de 40 puntos a la hora de comprar los valores de sus Atributos.

Hechiceria: La Magia es real, y potencialmente accesible por todas las Especies, incluso por los Humanos. La naturaleza mística de Ygsthar Dral, la Tierra del Pacto, hace que la magia fluya de manera natural por ella, y que cualquier especie pueda acceder a sus dones. En un principio se creyó que los Humanos eran incapaces de realizar magia, pero con el tiempo comenzaron a aparecer Magos Humanos.
Publicar un comentario